EQUIPO_BREIMPET_AYUDAS_FUNDACIONBBVA

“BREIMPET: diagnóstico precoz del cáncer de mama más agresivo”

AYUDAS A EQUIPOS DE INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA

Biomedicina

Imagen Molecular

2017

El cáncer de mama triple negativo suele ser más agresivo que otros tipos de cáncer de mama. No responden a la hormonoterapia ni a las terapias dirigidas a los receptores de HER2 (una proteína que promueve el crecimiento en el exterior de todas las células mamarias). Para tratar mejor esta enfermedad de cara al futuro es necesario encontrar marcadores biológicos relevantes desde el punto de vista clínico para poder desarrollar tratamientos personalizados para este tipo de pacientes.

INVESTIGADOR PRINCIPAL

Miguel Ángel Morcillo Alonso, jefe de la Unidad de Aplicaciones Biomédicas y Farmacocinética del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT)

 

EQUIPO DE INVESTIGACIÓN

Marta Oteo Vives, Natalia Magro Calvo, Marta Ibáñez Moragues y Eduardo Romero Sanz (CIEMAT); Jorge Luis Martínez Torrecuadrada y Cristina Penalba Vicente (CNIO); Luis Ángel Fernández Herrero (CNB-CSIC); Alicia García Arroyo (CIB-CSIC).

ENTIDAD ASOCIADA

CIEMAT

 

DESCRIPCIÓN

El objetivo de este equipo es crear un sistema de diagnóstico no invasivo que proporcione información de la localización precisa de las células tumorales en pacientes con este tipo de cáncer. Como indica el investigador principal de este grupo, Miguel Ángel Morcillo, se han fijado en una proteína que se “sobreexpresa” específicamente en la membrana de las células tumorales de diferentes tipos de cáncer, y no en el tejido sano, y frente al cual disponemos de un anticuerpo. Esta herramienta permitirá detectar este biomarcador mediante imágenes obtenidas con un escáner PET (tomografía por emisión de positrones).

La imagen molecular destaca por la capacidad para detectar cambios a nivel bioquímico en las células durante las primeras etapas de la enfermedad, antes de que los cambios estructurales puedan verse mediante TAC o resonancia magnética. En este caso, la técnica PET, que se utiliza habitualmente en las áreas de oncología, cardiología y neurología, tiene la ventaja de que es un método no invasivo y haría “mucho más accesible” el diagnóstico personalizado por imagen del cáncer de mama y en un futuro se podría extender a otros tipos de cáncer. Además, los autores creen que el uso de estas sondas de imagen permitiría, además, hacer un seguimiento o evaluación del tratamiento de las pacientes con cáncer de mama triple negativo.