FBBVA-Ayudas-Equipos-2014-Miguel-Verdu

‘Reactivación mediante facilitación de las funciones ecosistémicas en estructuras mineras que afectan a hábitats de interés comunitario’

Ayuda a equipos de investigación científica

Ecología y Biología de la Conservación

2014

La minería genera microdesiertos artificiales muy difíciles de recolonizar de forma natural, lo que complica su restauración. En este proyecto se pretende evaluar la utilidad de un proceso biológico natural, la facilitación, para recuperar estructuras mineras que afectan a Hábitats de Interés Comunitario –zonas de alto valor ecológico–.

INVESTIGADOR PRINCIPAL

Miguel Verdú del Campo, investigador científico del Departamento de Ecología Vegetal del Centro de Investigaciones sobre Desertificación (CIDE-CSIC-UV-GV)

 

EQUIPO DE INVESTIGACIÓN

Marta Goberna Estellés y José Antonio Navarro Cano, (CIDE-CSIC-UVEG-GV); y Alfonso Valiente Banuet, Universidad Autónoma de México.

ENTIDAD ASOCIADA

Centro de Investigaciones sobre Desertificación (CIDE-CSIC-UV-GV)

 

DESCRIPCIÓN

La minería genera microdesiertos artificiales muy difíciles de recolonizar de forma natural, lo que complica su restauración. En este proyecto se pretende evaluar la utilidad de un proceso biológico natural, la facilitación, para recuperar estructuras mineras que afectan a Hábitats de Interés Comunitario –zonas de alto valor ecológico-.

La facilitación es el proceso por el cual un organismo se beneficia de la presencia de otro. En investigaciones recientes se ha demostrado que algunas plantas facilitadoras promueven la fertilidad del suelo mediante formación de comunidades biológicas funcionalmente diversas, lo que puede aumentar el éxito de los programas de restauración. El presente proyecto desarrollará un método de restauración basado en el uso de la facilitación en estructuras mineras a cielo abierto abandonadas, que se probará en explotaciones de yeso en la Sierra de Crevillente, en Alicante, y en balsas de estériles metalíferos de la Sierra Minera de Cartagena y La Unión, en Murcia. Ambas minas se ubican en sitios Natura 2000 o en sus inmediaciones.

En primer lugar los investigadores identificarán las especies vegetales facilitadoras en cada caso, que se plantarán junto con una selección de plantas funcionalmente complementarias para promover la formación de parches de vegetación de máxima diversidad funcional. El objetivo es comprobar si la facilitación puede utilizarse para crear islas de fertilidad a pequeña escala en zonas mineras abandonadas.

Se contará con la colaboración de la Fundación Sierra Minera, representativa del tejido social de la Sierra Minera de Cartagena–La Unión, y con el apoyo del Centro para la Investigación y Experimentación Forestal (CIEF) de la Generalitat Valenciana y las Direcciones Generales de Medio Ambiente e Industria, Energía y Minas de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

“La financiación de la Fundación BBVA permitirá poner a prueba si conceptos de ecología básica pueden trasladarse a la ciencia aplicada para restaurar zonas severamente degradadas”, afirma el investigador principal, Miguel Verdú.