Investigador Principal:Andrea Gori.

‘Restauración ecológica de las especies estructurales bentónicas en la plataforma continental’

Ayuda a equipos de investigación científica

Ecología y Biología de la Conservación

2014

El proyecto SHELFRECOVER llevará a cabo y evaluará la eficacia de la primera restauración ecológica para recuperar las comunidades que pueblan los fondos de la plataforma continental del Mediterráneo.

MÁS SOBRE

Andrea Gori
INVESTIGADOR PRINCIPAL

Andrea Gori, investigador contratado del Departamento de Ecología de la Universitat de Barcelona

 

EQUIPO DE INVESTIGACIÓN

Cristina Linares Prats, Universidad de Barcelona; Josep-María Gili Sardà, Alejandro Olariaga, Jordi Grinyó y Carlos Domínguez-Carrió, Institut de Ciències del Mar; y Christine Ferrier-Pagés, Centro Scientifique de Monaco.

 

ENTIDAD ASOCIADA

Universidad de Barcelona

 

DESCRIPCIÓN

La presión de la pesca de arrastre ha provocado, y sigue provocando, daños muy graves en las poblaciones de corales, gorgonias, corales negros y esponjas que pueblan las áreas arrastradas. Estas especies son fundamentales en los ecosistemas marinos de la plataforma continental, dado que forman complejas estructuras tridimensionales donde viven centenares de especies asociadas. Por ello, los efectos destructivos de la pesca sobre estas especies ‘creadoras de hábitat’ solo son comparables a los de la tala masiva de árboles en los ecosistemas terrestres.

El proyecto SHELFRECOVER llevará a cabo y evaluará la eficacia de la primera restauración ecológica para recuperar las comunidades que pueblan los fondos de la plataforma continental del Mediterráneo.

El objetivo es doble: aumentar el escaso conocimiento sobre estos ecosistemas, y  aportar vías de solución al problema de su destrucción. El proyecto anhela reducir la distancia entre la ecología y la fisiología teóricas, y su aplicación a la restauración.

Las dificultades que conlleva acceder al fondo de la plataforma continental –a entre 100 y 140 metros de profundidad, inaccesible a los buceadores- ha obstaculizado la investigación sobre las especies creadoras de hábitat, a pesar de ser las más afectadas por la pesca de arrastre. Hoy día aún se conoce muy poco sobre ellas, pero se sabe que casi todas sus poblaciones han sufrido décadas de continuo aumento de la presión de pesca. Lo que hoy queda en la plataforma continental es con mucha probabilidad apenas un resto de la complejidad estructural y la diversidad propias de estas comunidades bentónicas.

El plan de los investigadores consiste en instalar en estas áreas plataformas en que transplantar colonias de una de las principales especies de gorgonias que viven en estos ambientes. Después, con la ayuda de robots submarinos, harán un seguimiento basado en la toma de imágenes y muestras. El proyecto incluye experimentación en condiciones controladas, investigación de campo y, con la ayuda de la Fundación Biodiversidad, la implicación directa de las cofradías de pescadores locales, con el objetivo de difundir el conocimiento sobre el problema y contribuir a su solución a largo plazo.

Para Andrea Gori, “la ayuda de la Fundación BBVA es fundamental para poder llevar a cabo el proyecto en su totalidad. Es un proyecto nacido del conocimiento adquirido durante los últimos cinco años de nuestra actividad investigadora, que ahora podremos por primera vez intentar aplicar a la restauración de ecosistemas. Para nosotros es un gran reto poder pasar de la teoría a la acción”.