‘Tecnología digital, polarización ideológica e intolerancia (TECNOPOL)’

Ayuda a Equipos de Investigación Científica

Economía y Sociedad Digital

2017

El objetivo de este proyecto es examinar si las nuevas tecnologías tienen un impacto causal sobre la polarización ideológica y la intolerancia.

MÁS SOBRE

Rubén Enikolopov
INVESTIGADOR PRINCIPAL

Rubén Enikolopov, profesor asociado del Departamento de Economía y Empresa de la Universidad Pompeu Fabra

 

EQUIPO DE INVESTIGACIÓN

Maria Petrova y Rubén Durante, Universidad Pompeu Fabra; Aina Gallego Dobon, Instituto Barcelona de Estudios Internacionales.

ENTIDAD ASOCIADA

Universidad Pompeu Fabra

 

DESCRIPCIÓN

El objetivo de este proyecto es examinar si las nuevas tecnologías tienen un impacto causal sobre la polarización ideológica y la intolerancia.

Los investigadores parten de la premisa de que la evidencia sugiere, que tras la extensión del uso de internet a los ciudadanos, no están mejor informados sino que estás más polarizados ideológicamente y apoyan en mayor medida a partidos nacionalistas y xenófobos, pudiendo ser los medios de comunicación y las redes sociales los responsables de esta tendencia.

Para verificar si lo explicado anteriormente es una realidad, examinarán tres cuestiones relacionadas: en primer lugar, analizarán si la personalización de los resultados de los motores de búsqueda puede polarizar las opiniones políticas de los usuarios; en segundo lugar, examinarán si el uso de redes sociales puede generar intolerancia y facilitar la coordinación de grupos nacionalistas y xenófobos, causando un aumento de los crímenes de odio contra colectivos minoritarios; y por último, se estudiará si la disrupción tecnológica en el lugar de trabajo influencia las actitudes políticas de los trabajadores afectados, generando polarización, desmovilización y apoyo a partidos nacionalistas.

Para llevar a cabo dichos análisis los investigadores combinarán varias metodologías empíricas incluyendo ‘machine learning’, experimentos de campo y de laboratorio, y estudios longitudinales con datos de países tan diferentes como Estados Unidos, Reino Unido, Rusia y España.