FBBVA-Ayudas-Equipos-2015-Esperanza-Sanchez

‘Inductores de resistencia para frenar la destrucción de ecosistemas amenazados por patógenos exóticos: el caso del alcornocal centenario de Doñana (INREPAX)’

Ayudas a Equipos de Investigación Científica

Ecología y Biología de la Conservación

2015

El objetivo general del proyecto es demostrar que la aplicación de inductores de resistencia a alcornoques y encinas puede evitar la destrucción de ecosistemas que ya han sido invadidos por el patógeno ‘Phytophthora cinnamomi’. Dicho objetivo se concreta en el desarrollo de un protocolo de tratamiento individual de árboles centenarios infectados en el alcornocal relíctico de Doñana.

INVESTIGADOR PRINCIPAL

María Esperanza Sánchez Hernández, profesora titular de Agronomía en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y de Montes de la Universidad de Córdoba

 

EQUIPO DE INVESTIGACIÓN

Luis Ventura García Fernández y Lorena Gómez Aparicio, Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla (CSIC); Cristina Ramo Herrero, Estación Biológica de Doñana (CSIC).

ENTIDAD ASOCIADA

Universidad de Córdoba

 

DESCRIPCIÓN

Las invasiones biológicas constituyen una grave amenaza ecológica y económica que, frecuentemente, se ve potenciada por el cambio climático. Es el caso del microorganismo exótico ‘Phytophthora cinnamomi’, patógeno del alcornoque y encina cuyos efectos sobre los ecosistemas autóctonos del sur y oeste de la Península Ibérica llegan a ser irreversibles si no se actúa en estadios tempranos.

El objetivo general del proyecto es demostrar que la aplicación de inductores de resistencia a los árboles puede evitar la destrucción de ecosistemas que ya han sido invadidos por el patógeno. Dicho objetivo se concreta en el desarrollo de un protocolo de tratamiento individual de árboles centenarios infectados en el alcornocal relíctico de Doñana.

Se investigan, asimismo, nuevas aproximaciones en una zona afectada fuera del Parque, con objeto de concretar tratamientos más eficaces y de coste asumible que puedan ser aplicados en zonas con alto riesgo de infección tanto en el Parque Nacional de Doñana, como en otros bosques y dehesas con presencia de Quercus esclerófilos.