FOTOS PARA ENTREVISTA DE SUSANA MARCOS

Susana Marcos Celestino

Premio de Física Real Sociedad Española de Física - Fundación BBVA

Premio Física, Innovación y Tecnología

2014

Recibe el Premio de Física, Innovación y Tecnología por “su investigación  en el campo de la física de la visión con un alcance potencial a millones de pacientes en todo el mundo”.

CONTRIBUCIÓN

Susana Marcos Celestino (Salamanca, 1970) es profesora de investigación del Instituto de Óptica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Se licenció y doctoró en Ciencias Físicas en la Universidad de Salamanca. Tras tres años como investigadora postdoctoral en la Universidad de Harvard (Estados Unidos), en el año 2000 regresa como científico titular del CSIC al Instituto de Óptica, centro del que fue directora entre 2008 y 2012, ya como profesora de investigación.

Marcos ha creado técnicas no invasivas para evaluar las propiedades ópticas y estructurales del ojo y las ha aplicado al estudio de la biología del sistema visual; al diagnóstico temprano de enfermedades oculares; a la mejora de la cirugía de cataratas y de las lentes intraoculares; para la detección de patógenos oculares o en el tratamiento de la presbicia, entre otras áreas. En su laboratorio de ‘Visual Optics and Biophotonics’ trabajan una veintena de investigadores de al menos cinco nacionalidades, y procedentes de diversas áreas –desde la física de la visión a la biomedicina, la oftalmología o la ingeniería electrónica–.

Marcos ha dirigido 10 tesis doctorales en diez años. Es autora de más de 130 artículos de investigación de alto impacto y co‐inventora de 12 familias de patentes, cinco de ellas licenciadas a empresas nacionales e internacionales. Ha desarrollado contratos con las principales compañías del sector oftálmico mundial, algunos por valor de más de un millón de euros.

En uno de sus actuales proyectos de investigación, financiado por el prestigioso ERC (Consejo Europeo de Investigación), aspira a desarrollar una lente intraocular que emule la capacidad del ojo de enfocar continuamente. El objetivo es combatir la presbicia, una disfunción asociada a la edad que afecta a unos 209 millones de personas en Europa (el 44% de la población).