UjueEtayo

Ujué Etayo

PREMIO DE INVESTIGACIÓN MATEMÁTICA VICENT CASELLES

Premios Vicent Caselles

2020

Instituto de Análisis y Teoría de Números de la Universidad Tecnológica de Graz (Austria)

CONTRIBUCIÓN

Vídeo

Entrevista con la premiada

Ujué Etayo recuerda que, de pequeña, nunca tuvo muy marcada su vocación profesional. De hecho, cuando comenzó el instituto se decantó por la rama de Bellas Artes. A pesar de haber crecido en una familia con muchos matemáticos, nunca se sintió empujada a estudiar esta disciplina. Sin embargo, ya en Bachillerato tuvo una profesora que le enseño que pueden ser muy bonitas. «Es una belleza muy diferente a la belleza plástica que podemos encontrar en la pintura, es más intelectual, y tiene que ver la simplicidad en la definición de un concepto o la elegancia en la demostración de un teorema», indica. Así, cambió de rumbo y escogió estudiar el grado de Matemáticas en la Universidad de Valladolid.

Su investigación se ha centrado en el problema clásico ¿cómo distribuir de forma óptima un con- junto de puntos en un espacio? «Por ejemplo, en una esfera, trato de distribuir cien puntos lo más separados unos de otros que sea posible», explica Etayo. Junto con su director de tesis, Carlos Beltrán, propuso un modelo al que llamó el conjunto diamante (Diamond ensemble), que sirve para cualquier número de puntos. Y más adelante, con los profesores de la Universidad de Barcelona Jordi Marzo y Joaquim Ortega-Cerdá, emplearon ese conjunto para demostrar un problema muy conocido que llevaba abierto desde 1993, propuesto por los matemáticos Stephen Smale y Michael Shub.

Hasta el momento, Etayo no ha trabajado directamente en las aplicaciones de este problema, «pero es cierto que este problema de distribución de puntos tiene muchas aplicaciones y, además, con un alcance realmente práctico —señala—. Una de ellas podría ser la colocación de medido- res de temperatura en un monte para prevenir incendios en verano. Si solo tengo veinte medidores, ¿dónde hay que colocarlos para que sean lo más eficientes posible?».

Para Etayo este premio es una motivación para seguir con su trabajo. «Tengo la suerte de tener un trabajo con el que disfruto, pero no siempre estoy segura de la calidad, la trascendencia o de la dificultad de mi propio trabajo. Y este premio significa un “ánimo, adelante y confiamos en ti”», afirma. En la actualidad es investigadora posdoctoral en el Instituto de Análisis y Teoría de Números de la Universidad Tecnológica de Graz (Austria).