Mejor_Ariculo_Ensenanza_publicaciones_RSEF

‘Cómo visualizar oscilaciones forzadas en tu smartphone’

PREMIO DE FÍSICA REAL SOCIEDAD ESPAÑOLA DE FÍSICA - FUNDACIÓN BBVA

Premio Mejor Artículo de Enseñanza en las Publicaciones de la RSEF

2019

Premio Mejor Artículo de Enseñanza en las Publicaciones de la RSEF. Autores: Isabel Salinas Marín, Marcos H. Giménez, Juan A. Sans, Juan C. Castro-Palacio, Juan A. Monsoriu. Universitat Politècnica de València.

CONTRIBUCIÓN

Discurso de agradecimiento

Juan A. Monsoriu

Vídeo

Discurso de Juan A. Monsoriu

Se recuerda a menudo que tenemos en el bolsillo un ordenador mucho más potente que el que llevó a la humanidad a la Luna. Desde 2013, un grupo de profesores de la Universitat Politècnica de València idea estrategias para que entre los numerosos usos de los smartphones se incluya el de servir de instrumento para la enseñanza de la física. Es el Proyecto SmartPhysics. Un artículo basado en una experiencia de esta iniciativa ha sido galardonado con el Premio al Mejor Artículo de Enseñanza en las publicaciones de la RSEF.

«La idea es que el alumno vea que su teléfono sirve para mucho más que para hacer llamadas o estar en las redes sociales», explica Juan A. Monsoriu, responsable de SmartPhysics. «Usamos el móvil para acercar a los alumnos al mundo tecnológico y como elemento motivador en la clase».

El objetivo fundamental de esta iniciativa es la integración de los smartphones en las prácticas de Física y Tecnología, utilizándolos como dispositivos de medida en la educación secundaria y universitaria gracias a los distintos sensores que incorporan: acelerómetro, sensor de luz, sensor de campo magnético, etcétera.

«En vez de usar sensores clásicos, como fotocélulas, que están en todos los laboratorios, el teléfono del alumno es el instrumento de medida. Por ejemplo, el acelerómetro mide la aceleración del propio teléfono y, luego, esos datos los exportamos a un fichero de texto para que los alumnos los ajusten a la formulación teórica que caracteriza el movimiento», explica Monsoriu.

Se trata de generar una nueva perspectiva en el campo de las ciencias de la educación, introduciendo elementos de desarrollo tecnológico y social en el trabajo experimental de laboratorio. Los resultados de esta nueva estrategia pedagógica no dejan lugar a dudas: «El móvil de los alumnos es la vía para mejorar la motivación. Al final, los contenidos que aprenden son similares, pero los estudiantes están más atentos cuando usamos los smartphones. Les gusta mucho más esa manera de trabajar. Y desde luego la clave es la motivación. Al alumno desmotivado lo pierdes, y así… se les nota que lo viven».