Ciclo: Historia de las Ideas (II): Siglo XVIII. La Ilustración. Mitos y realidades

FECHA

28 de febrero, 14 de marzo, 11 y 25 de abril y 9 de mayo.
Al final de cada conferencia (45-50 minutos) habrá un coloquio de 10-15 minutos entre el conferenciante y la coordinadora del curso, abierto asimismo al público.

AFORO

Entrada libre. Aforo limitado. Es imprescindible confirmar asistencia confirmaciones@fbbva.es

LUGAR

Fundación BBVA. Palacio del Marqués de Salamanca. Paseo de Recoletos, 10. Madrid

DESCRIPCIÓN

En la segunda edición de este ciclo de conferencias, desarrollado en colaboración con la Real Academia de la Historia, continuamos el viaje guiado a la aventura más apasionante jamás emprendida por el hombre: la búsqueda del conocimiento y su papel en la conformación de nuestra cultura. Este empeño, que nos distingue como especie y constituye el principal motor de transformación de la vida de los individuos y las sociedades, es analizado por cinco expertos bajo la coordinación de la profesora Carmen Iglesias.

PROGRAMACIÓN

DESCARGAR PDF

ENTIDADES COLABORADORAS

ACTIVIDADES DEL CICLO

Conferencia
La Ilustración y el mundo moderno

28/02/2018 a las 19:30 h

Fundación BBVA. Palacio del Marqués de Salamanca. Paseo de Recoletos, 10. Madrid

Conferencia
La Ilustración como ironía

14/03/2018 a las 19:30 h

Fundación BBVA. Palacio del Marqués de Salamanca. Paseo de Recoletos, 10. Madrid

Conferencia
Intereses y pasiones en la escuela escocesa

11/04/2018 a las 19:30 h

Fundación BBVA. Palacio del Marqués de Salamanca. Paseo de Recoletos, 10. Madrid

Conferencia
Las luces se apagan. El final del Neoclasicismo

25/04/2018 a las 19:30 h

Fundación BBVA. Palacio del Marqués de Salamanca. Paseo de Recoletos, 10. Madrid

Conferencia
Utopías, distopías e idea de progreso

09/05/2018 a las 19:30 h

Fundación BBVA. Palacio del Marqués de Salamanca. Paseo de Recoletos, 10. Madrid

SINOPSIS

Bajo el mismo lema de La búsqueda del conocimiento. Historia de la cultura occidental proseguimos un segundo ciclo de conferencias en este curso, centrado en el siglo de la Ilustración, después de haber recorrido parte de la aventura occidental a través de la curiosidad insaciable humana por descifrar las estructuras del universo y de la vida. Desde las raíces griegas y judeo-cristianas hasta los siglos XVI y XVII, vimos en el curso pasado algunos de los principales hitos históricos que habían transformado las visiones del mundo y las prácticas políticas y sociales de las sociedades europea y americana, formando una herencia cultural compleja y común en rasgos fundamentales de la que seguimos siendo deudores en nuestra actualidad y en nuestra propia encrucijada histórica. Una aventura siempre abierta entre el azar y la necesidad.

Es en el siglo XVIII cuando todo lo anterior eclosiona y se socializa en las élites europeas constituyendo un movimiento intelectual y cultural que se conoce como Ilustración o Siglo de las Luces. Para los grandes nombres de ilustrados —de Montesquieu a Diderot o Voltaire, y de Locke a Hume y la gran escuela escocesa— supone la alusión directa a la luz de la razón que disipaba las tinieblas de la ignorancia y de la superstición, en un mundo secular en el que las esferas de lo divino y lo humano no desaparecen pero están claramente separadas. La búsqueda de la felicidad individual y social es uno de los fundamentos básicos para unas sociedades que aspiran a una mayor libertad y bienestar de sus ciudadanos.

Las conferencias y charlas programadas se desarrollan alrededor de los ejes básicos del conocimiento científico y social acumulado y su interrelación con los distintos órdenes político-sociales y éticos que dan lugar a una historia, al tiempo, singular y común en la Europa del siglo XVIII. Otro núcleo básico interrelacionado es la construcción teórica y práctica de un sistema de articulación entre el poder político y el ciudadano, con la adquisición de derechos y libertades individuales y de participación política en un contexto de carácter liberal y predemocrático. Y asimismo la introducción a una nueva visión de la condición humana y de la historia a través de nuevas ideas estéticas y éticas y de reformas fundamentales en sectores básicos que afectan a la educación y a las creencias y concepciones del mundo. Entre estas, la pulsión utópica, elemento que forma parte del pensamiento e imaginación del ser humano, adquiere una importancia excepcional, a partir de la modernidad, por la fuerza de ciertos modelos utópicos como contraste con la realidad política y social, constituyendo un acicate para la acción y para ingenierías político-sociales. Sus resultados, complejos y a veces muy distantes de unos ideales que tienden a creer que pueden detener la historia o a acomodar la condición humana a un modelo prefijado e irreal, llegan a nuestra actualidad contemporánea.