NOTICIA

Impulso a seis equipos de investigación en imagen molecular y metabolismo

Buscar biomarcadores que delaten precozmente el cáncer de mama más agresivo; desarrollar nanorobots que se desplacen por el cuerpo empujados por enzimas para visualizar un tumor e incluso transportar fármacos; minimizar el daño que sufre el tejido cardiaco tras un infarto, mediante la visualización de la zona afectada; hallar nuevos abordajes terapéuticos para algunas patologías vinculadas a la obesidad; y explorar la relación entre envejecimiento y cáncer. Estos son los objetivos que varios grupos de científicos en España podrán hacer realidad durante los próximos tres años con el impulso de las Ayudas a Equipos de Investigación de la Fundación BBVA en Biomedicina.

5 julio, 2018

De los proyectos presentados a la convocatoria de este programa en 2017, se han seleccionado seis en dos áreas transversales de la investigación biomédica actual: las nuevas técnicas de imagen molecular y las enfermedades asociadas a defectos en el metabolismo, que, como la obesidad, tiene una prevalencia cada vez mayor.

El programa de Ayudas a Equipos de Investigación en Biomedicina de la Fundación BBVA busca reforzar la investigación altamente innovadora que suponga significativos avances potenciales en el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades. Se dirige a equipos consolidados, con una trayectoria como grupo de gran calidad y solidez.

A la convocatoria de 2017 concurrieron 146 proyectos: 42 en Imagen Molecular, y 104 en Metabolismo y Enfermedad. Los seis proyectos a los que se les han concedido las Ayudas, de tres años de duración, recibirán 125.000 euros cada uno. Se desarrollarán en centros de investigación de Barcelona, Madrid y Salamanca, y en conjunto trabajarán en ellos una treintena de investigadores (seis de media en cada grupo).

El apoyo a la investigación científica y a la generación de conocimiento de frontera es una de las prioridades fundamentales de la Fundación BBVA desde hace más de una década. En 2014, este objetivo se canalizó a través de dos tipos de convocatorias competitivas: las Becas Leonardo, ayudas individuales destinadas a investigadores y creadores culturales en el estadio intermedio de su carrera, y las Ayudas a Equipos de Investigación Científica. La razón de ser de ambos programas se fundamenta en el apoyo a la excelencia y al talento innovador, seleccionados de forma transparente y altamente competitiva por comités de expertos en cada área.

Dos áreas transversales en auge: Imagen Molecular y Metabolismo

Si en años anteriores el programa de Ayudas a Equipos en Biomedicina se centró en las enfermedades oncológicas, cardiovasculares y neurodegenerativas –tres grupos de patologías con especial impacto social–, la presente convocatoria está destinada a dos áreas transversales en pleno auge, con un gran potencial traslacional en un amplio abanico de especialidades y enfermedades: Imagen molecular; y Metabolismo y enfermedad. Se trata además de dos áreas que están impulsando avances tanto en diagnóstico, como en pronóstico y tratamiento, de la llamada medicina de precisión, un cambio de paradigma en el que el eje ya no es tanto la enfermedad en genérico, sino la tipificación de grupos de pacientes.

Por un lado, los avances en Imagen Molecular han demostrado ser esenciales no sólo para adelantar el diagnóstico de las enfermedades, sino también para el desarrollo de tratamientos menos invasivos, con menos efectos secundarios y más eficaces. Técnicas como la Tomografía por Emisión de Positrones, o PET, y la Resonancia Magnética Nuclear (RMN) permiten detectar cambios a nivel bioquímico en las células durante las primeras etapas de enfermedades como el cáncer o las patologías cardiovasculares, antes incluso de que los cambios estructurales puedan verse en imágenes obtenidas mediante otras técnicas más tradicionales. Si anteriormente solo se conseguían imágenes que permitían ver las características morfológicas de una lesión (su masa y extensión), la imagen molecular permite ir mucho más allá, ya que con ella se puede visualizar el comportamiento de una lesión a nivel molecular y celular, y cómo responde a una determinada terapia. De esta forma, se ha dado un salto cualitativo para mejorar la precisión del diagnóstico, la selección de las terapias más eficaces en función de las características biológicas de cada paciente, la evaluación de la eficacia del tratamiento y la progresión de la enfermedad. Todo ello, en definitiva, supone un gran avance para el desarrollo de una medicina personalizada de precisión.

Al mismo tiempo, en los últimos años cada vez más resultados experimentales han comprobado que las alteraciones en el metabolismo tienen un papel protagonista en numerosas enfermedades. Comprender el origen de los valores metabólicos atípicos es “un reto actual en la investigación orientada a la enfermedad”, se explica en las bases de esta convocatoria. Los últimos avances en este campo permiten investigar en un gran número de alteraciones metabólicas de forma simultánea, aportando información nueva sobre procesos biológicos, con un impacto transversal que va desde patologías clásicas del campo como la diabetes u otros trastornos asociados a la obesidad, a otras como la cardiología o el cáncer, en el que está ofreciendo una nueva visión. Entre las aportaciones de la investigación de vanguardia en metabolismo está permitir el diagnóstico no invasivo en enfermedades complejas y prever la evolución de la enfermedad en tipos de pacientes, además de ofrecer la posibilidad de identificar nuevas dianas terapéuticas.

PROYECTOS SELCCIONADOS EN IMAGEN MOLECULAR:

PROYECTOS SELECCIONADOS EN METABOLISMO Y ENFERMEDAD:

COMPOSICIÓN DE LAS COMISIONES DE EVALUACIÓN:

Todas las convocatorias de Ayudas a Equipos son evaluadas en un proceso abierto altamente competitivo, a cargo de comités de expertos. En las dos áreas de Biomedicina de esta convocatoria, las comisiones de evaluación han estado integradas por los siguientes expertos:

Imagen Molecular

La comisión evaluadora de Equipos de Investigación Científica en Biomedicina en la subárea Imagen molecular ha estado presidida por Juan Carlos Alonso, jefe de servicio de Medicina Molecular del Hospital General Universitario Gregorio Marañón y ha contado, como vocales, con: Irene Casáns, jefa de servico de Medicina Nuclear del Hospital Clínico Universitario de Valencia; Iván Peñuelas, director de la Unidad de Radiofarmacia de la Clínica Universidad de Navarra; Andrés Santos, director del grupo de investigación de Tecnología de Imágenes Biomédicas de la Universidad Politécnica de Madrid; Pilar Tamayo, jefa de servicio de Medicina Nuclear del Hospital Universitario de Salamanca; Juan Antonio Vallejo, director de la Unidad de Gestión Clínica de Medicina Nuclear del Hospital Universitario Reina Sofía.

Metabolismo y enfermedad

La comisión evaluadora de Equipos de Investigación Científica en Biomedicina en la subárea Metabolismo y enfermedad ha estado presidida por José M. Mato, director general de CIC bioGUNE y de CIC bioMAGUNE y ha contado, como vocales, con: Lisardo Boscá, profesor de investigación del Instituto de Investigaciones Biomédicas Alberto Sols (CSIC-UAM); José Manuel Cuezva, catedrático de Bioquímica del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (UAM); José Antonio Enríquez, jefe de Grupo de Genética Funcional del Sistema de Fosforilación Oxidativa del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares; Jorgina Satrústegui, catedrática de Bioquímica y Biología Molecular del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (UAM); Guillermo Velasco, profesor titular del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular I de la Universidad Complutense de Madrid.

Imagen: Equipo del proyecto ‘MEDIROBOTS’.